Filtración de neblinas de aceite y recuperación/reciclado de refrigerante

Seguridad y salud en el mecanizado

¡Proteja a TODOS sus trabajadores!

Numerosos estudios realizados en las últimas décadas han demostrado que los empleados que trabajan en los ambientes más limpios realizan su labor con más eficiencia, llevando a cabo una producción mayor y de mejor calidad que aquellos que trabajan en ambientes sucios y polvorientos.

En primer lugar, es más agradable trabajar en un entorno limpio que no sucio. Muestra a los trabajadores la preocupación de la empresa por la plantilla, y no solo por la producción. 

En segundo lugar, cuando las neblinas y el humo se respiran, nuestro cuerpo, naturalmente, se ve afectado. Las partículas son retenidas inicialmente en la nariz, lo que provoca que los trabajadores deban limpiarse constantemente, lo que hace que no manejen la maquinaria con la mayor eficiencia. Ciertas neblinas y humos pueden traspasar la nariz y alcanzar los pulmones al respirar, provocando que llegue menos oxígeno al torrente sanguíneo. Cuanto menor sea la cantidad de oxígeno en la sangre, menos energía tendrá una persona, provocando que los empleados trabajen más lentamente de forma natural. Con menos oxígeno en el torrente sanguíneo, es más fácil enfermar y por tanto tener que enfrentarnos a bajas laborales más frecuentes, con la pérdida adicional de eficiencia en la producción que ello conlleva. Esto no solo afecta a los trabajadores en la zona de las máquinas de su planta, sino que las neblinas y el humo pueden flotar y desplazarse alrededor de la misma y entrar en las oficinas principales, afectando a todo el mundo.

Por último, los trabajadores que se sienten bien físicamente suelen ser empleados más contentos y satisfechos en el desempeño de su trabajo. Tras pasar horas formando a sus trabajadores, lo último que desearía es que se éstos se marcharan a otra empresa. Tener que hacer esfuerzos constantemente para retener a los trabajadores es muy ineficiente, por lo que la producción de la fábrica y la rentabilidad de la planta están en peligro.

Los sistemas de captación y filtración de neblinas de aceite Nederman mejorarán la calidad del aire en el interior de sus instalaciones, con lo que aumentará la eficiencia de la producción, se reducirán las bajas laborales y los empleados con más años de experiencia estarán más satisfechos y harán mejor su trabajo.