Filtración de neblinas de aceite y recuperación/reciclado de refrigerante

Normativa en el sector del mecanizado

Regulaciones sobre el límite de exposición: proteja a sus empleados

La normativa es, en muchos países, cada vez más exigente, indicando límites de exposición más bajos para neblinas y humo en suspensión dentro de la industria del mecanizado. Los organismos internacionales de seguridad y salud reconocen la importancia de prevenir los riesgos sanitarios asociados con la neblinas de aceite y el humo generados al realizar labores de corte y operaciones de mecanizado. Son muchos los países en los que se realiza un estrecho seguimiento en cuanto a las normas y estándares en materia de exposición de los trabajadores a contaminantes -como Valores Límite ISO, OSHA PEL y ACGIH TLV-, cuyo cumplimiento es obligatorio para así minimizar la exposición de los trabajadores.

La captación, contención y la filtración son las principales soluciones para mitigar la exposición de los empleados a las neblinas de aceite y el humo. La principal fuente generadora de neblinas de aceite es la aplicación y pulverización de refrigerante y otros fluidos en las herramientas de la máquina para lubricar la superficie de corte, eliminar el polvo/las virutas de las superficies de corte y/o para refrigerar la herramienta de corte o la pieza que se está mecanizando.  El humo, que en la mayoría de las aplicaciones son neblinas generadas por temperatura, se crea cuando el aceite entra en contacto con superficies calientes, se vaporiza y se condensa para formar partículas de neblinas submicrónicas que vemos en forma de humo. 

Retener las neblinas y el humo dentro del carenado del CNC es esencial para reducir la exposición del empleado. Dimensionar el caudal de aire adecuado para asegurar la contención de las neblinas durante el mecanizado y la captura de cualquier neblina que pueda haber salido del centro una vez que se haya concluido el mecanizado y los empleados tengan que retirar piezas o reemplazar herramientas, es una operación crítica para el éxito del sistema de captación y el cumplimiento de los requisitos de nivel de exposición.