industria alimenticia procesado de alimentos

Procesamiento de Alimentos en áreas más Higiénicas y Seguras

Fácil y práctica limpieza en la industria alimenticia para cumplir con estrictos estándares internacionales de higiene

Nederman ofrece productos para su uso en industrias con requisitos de higiene extremadamente altos y que además cumplan con los requisitos del manejo adecuado de gas y polvo explosivos.

 

productos explosivos

Atmósferas explosivas: Un riesgo potencial

Los polvos generados en el procesado de alimentos, como harina para repostería, polvo para sopa, especias, aromas y azúcar, son materiales muy explosivos. Pueden suponer un peligro para la seguridad tanto de los empleados como de las instalaciones de la planta. 

 limpieza nederman

Mantener un lugar de trabajo limpio 

El primer y más importante paso es minimizar la aparición y acumulación de polvo potencialmente explosivo,  manteniendo el lugar de trabajo limpio y ordenado. Nederman ofrece una amplia gama de soluciones de limpieza industrial, desde aplicaciones de limpieza ligera hasta un equipo de alta capacidad. 

 

Uso de equipo certificado

Las chispas y las descargas estáticas pueden fácilmente iniciar una explosión. Los riesgos pueden reducirse utilizando equipamiento de producción con sistemas electrónicos aislados y adecuadas puestas a tierra. 
Los brazos de extracción, ventiladores y filtros Nederman con certificación ATEX se han diseñado para garantizar la eliminación segura y eficiente de polvo, humos y vapores peligrosos.

 fuego nederman

Reduzca  los efectos de una explosión

El riesgo de que una explosión se expanda puede prevenirse instalando equipamiento de seguridad como válvulas rotativas, válvulas de aislamiento, etc Esto puede conseguirse, por ejemplo, colocando el equipo en una zona cerrada o ubicándolo lejos de la zona clasificada. Nederman cuenta con amplia experiencia suministrando las más adecuadas soluciones. Estas instalaciones incluyen dispositivos de extracción con dispositivos de seguridad que impiden la propagación de la explosión y la minimización de los posibles daños.