Los novedosos filtros de nanofibras aumentan la eficiencia y la vida útil de su sistema de colección de polvo y extracción de humos

Extração de fumos de soldadura

Los medios de papel mezclado se han utilizado en sistemas industriales de recolección de polvo y extracción de humos durante décadas. Compuestos de celulosa (80-85%) y poliéster (15-20%), recolectan partículas en una variedad de aplicaciones de polvo, humo y / o generación de humo, como trabajo de metales, soldadura, corte por plasma y corte por láser. Los nuevos avances y la disponibilidad de la tecnología de nanofibras, éstos filtros ahora pueden extraer más (y más pequeñas) partículas que los filtros tradicionales. Además los nuevos filtros tienen mayor vida útil, consumen menos energía de ventiladores o aire comprimido, y requieren menos mantenimiento que los anteriores.

¿Qué son los medios filtrantes de nanofibras?


La nanofibra en sí es una fibra de polímero sintético, generalmente menor de 200 micrones y comúnmente menor de 100 micrones, que se aplica mediante un proceso de rociado en la parte superior de un medio filtrante para mejorar sus propiedades de filtración, proporcionar una mayor eficiencia y mejorar la capacidad de limpieza. Cuando se ve a través de un microscopio de alta potencia, como un microscopio electrónico de barrido (SEM), puede ver claramente una capa de fibras muy finas que crean lo que parece una pantalla súper fina sobre el sustrato o medio portador. La imagen 1 a continuación es una vista superior de la red de nanofibras sobre un medio de papel mezclado. Las fibras muy pequeñas miden aproximadamente 100 nanómetros y las fibras más grandes que se ven a continuación miden aproximadamente 20 micrones (20.000 nanofibras) y mayores. Es esta formación de red la que proporciona todos los beneficios. La imagen 2 muestra una sección transversal de los medios completos. En la parte superior de la imagen, puede ver qué tan delgada es la capa de nanofibras en comparación con el resto del papel, aproximadamente 1/3000 del grosor. Puede ser difícil de creer que algo tan pequeño pueda tener tanto valor en la filtración de aire.

Imagen 1 Vista  superior de una red de nanofibra Imagen 2  Vista lateral de nanofibra  en una mezcla de papel 80/20 

 

Filtración por Carga superficial vs filtración de carga profunda

Durante décadas en la industria de la filtración de aire, los filtros y los sistemas de filtración se diseñaron de manera que sólo se lograra una alta eficiencia después de horas de operación. En la puesta en marcha de un sistema con filtros nuevos, los filtros primero tendrían que ensuciarse antes de proporcionar la eficiencia esperada. La suciedad en la superficie del filtro, que se atasca entre las fibras del medio y permanece durante la vida útil del filtro se hizo intencionalmente para aumentar la eficiencia del filtro, mejorar la liberación de polvo durante la limpieza y crear la condición de funcionamiento de estado estable. Esto es lo que se llama filtración de carga en profundidad.

La filtración de carga superficial es donde la superficie del medio filtrante no permite que el polvo penetre en la profundidad del medio filtrante. El polvo colectado por el filtro permanece en la superficie. El polvo no es necesario para llenar los agujeros microscópicos para mejorar la eficiencia, la superficie está diseñada para que el polvo se desprenda fácilmente y no se pegue o permanezca fácilmente durante la limpieza. Con el avance de la tecnología de nanofibras, cada vez más aplicaciones de colectores de polvo están cambiando a nanofibras en la superficie del medio filtrante utilizando el mecanismo de filtración de carga superficial.

 

Ventajas de la nanofibra

Son muchas las ventajas de acumular en la superficie del medio filtrante, el polvo colectado. El uso de nanofibras como forma de colectar el polvo en la superficie puede ser la mejor opción para sus necesidades de recolección de polvo.

1. Limpieza de polvo más fácil: limpiar el polvo de la superficie del filtro, en comparación con empujar fuera de la profundidad del medio, es más fácil y rápido. Menos ciclos de limpieza y menos uso de aire comprimido reducen los costos operativos.

2. Colectores de polvo más pequeños: el tamaño de los colectores de polvo se basa en el tamaño del polvo, la cantidad de polvo y el flujo de aire. Cuando los filtros son más fáciles de limpiar y el polvo permanece en la superficie, se puede obtener más flujo de aire por cartucho. Esto da como resultado colectores más pequeños, menos filtros y, en general, un menor costo de adquisición y menor costo de operación.

3. Reducción de energía: con carga superficial, mejor limpieza de los filtros y sin polvo atrapado en la profundidad del medio, la caída de presión a través del filtro permanece más baja. Al usar un VFD para mantener un flujo de aire constante, se ahorra energía para hacer funcionar el ventilador, lo que reduce el costo operativo del sistema.

4. Mantenimiento reducido y a menor costo: cuando los filtros se limpian más fácilmente y la caída de presión permanece más baja durante más tiempo; el resultado son filtros que duran más. Con menos tiempo necesario para el cambio de filtro, menos filtros para comprar y menos costos de desecho, los costos de mantenimiento / operación son un ahorro real para sus procesos.


Dependiendo de las necesidades de sus instalaciones o procesos, el tipo de polvo y otras variables de aplicación, así como si necesita un nuevo sistema o simplemente actualizar su sistema, los filtros que utilizan la nueva tecnología de nanofibras , sin duda le brindarán beneficios en mantenimiento, eficiencia y menores costos operativos.

 
Los filtros de cartucho de nanofibras se convertirán en un nuevo estándar
 

El nuevo Colector de polvo MCP Nederman, así como la mayoría de los sistemas similares dentro del mercado industrial, utilizan filtros de cartucho. El medio de cartucho de papel mezclado (tipo 175) ha sido durante mucho tiempo un componente estándar de nuestros sistemas de colección de polvo, pero ahora está siendo reemplazado por el nuevo cartucho tipo 178, papel mezclado con nanofibras. Equipados con medios filtrantes de nanofibras, los medios tipo 178 se pueden utilizar en muchos sistemas y dispositivos diferentes, como los sistemas de filtros estacionarios Nederman para la extracción de polvo y humos MCP, FMC, LCP, MJC, MJC Mini y SiloSafe, así como nuestros colectores de polvo y humo  portátiles, Los equipos para la extracción de humo portátiles FilterBox y FIlterCart, se puede adaptar a varios tipos de maquinaria más antigua y se convertirá en un componente estándar en todos los colectores de polvo de cartucho Nederman.

 

En el futuro cercano, es probable que veamos que los medios filtrantes de nanofibras continuarán evolucionando, con fibras aún más pequeñas que las actuales. Esto, por ejemplo, logrará que la carga de la superficie sea aún mejor, así como una limpieza más sencilla y una mayor eficiencia de colección de partículas. Manténgase en contacto con el equipo  Nederman México para conocer de primera mano cuándo estarán disponibles estas mejoras en tecnología de filtración futuras que sin duda podrán beneficiar a su  industria y procesos productivos.

 

Si tiene alguna pregunta sobre los medios filtrantes de nanofibras o el trabajo y avances de Nederman en este tema, puede ponerse en contacto con nuestro experto en la materia 📩 [email protected] 

También encontrará muchos otros artículos aquí en nuestro  Centro de Conocimiento Nederman, donde compartimos información relevante sobre: filtración de polvo combustible, extracción de humos de soldadura robótica, colección de polvo y humos en impresión 3D.