Soluciones de extracción para humos de soldadura

Normativa y regulaciones sobre soldadura

Menores límites de exposición ante los humos procedentes de la soldadura y el corte

Los organismos internacionales en este ámbito reconocen la importancia de prevenir los riesgos asociados con los humos que se generan durante la soldadura y el corte térmico. En muchos países, la normativa y los estándares en materia de exposición de los trabajadores a contaminantes, como Valores Límite ISO, OSHA PEL y ACGIH TLV, son muy exigentes y se estan realizando verdaderos esfuerzos para su aplicación con el fin minimizar la exposición de los trabajadores a las partículas metálicas que pueda haber en los humos de soldadura.

La extracción y la filtración son las principales soluciones para reducir la exposición de los empleados a los humos de soldadura. Los humos de soldadura se generan normalmente por el proceso térmico que crea una columna de partículas suspendidas en el aire ambiente. Cuando la columna de humo se enfría, las partículas entran en la zona de respiración haciendo que el trabajador quede expuesto. Unos sistemas de captación en origen y de filtración bien diseñados protegen la salud de los trabajadores y ayudan a cumplir las regulaciones y los estándares aplicables. 

Podrá encontrar más información en nuestro Centro de Conocimiento relativa a «Riesgos para la salud y la seguridad asociados a la soldadura».

 

Compartimos nuestros conocimientos

  • 03/09/2019

    Los riesgos que generan los humos de soldadura sobre la salud y cómo reducirlos en el taller.

    En 2017, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) publicó nuevas pruebas científicas que muestran que la exposición a los humos de soldadura de acero al carbono puede causar cáncer de pulmón y, posiblemente también, cáncer de riñón en los seres humanos. Como resultado, el humo de soldadura de acero al carbono se ha reclasificado en el Reino Unido, considerándose ahora como cancerígeno para los seres humanos, y es probable que otros países hagan muy pronto lo mismo. Asimismo, este reciente descubrimiento indica que todos los humos de soldadura deberían percibirse como potencialmente cancerígenos, y que será necesario tomar las medidas oportunas para reducir los riesgos que la exposición al humo de soldadura causa para la salud.
  • 29/03/2019

    Los riesgos para la salud causados por el polvo y el humo.

    El polvo y el humo en el aire prevalecen en una amplia gama de industrias e instalaciones de trabajo. Si bien estas sustancias son a menudo peligrosas para la salud humana, muchas de ellas incluso cancerígenas, el conocimiento del problema sigue siendo limitado. Afortunadamente, es un problema que ha comenzado a recibir más atención, y uno donde el equipo adecuado de extracción de humos y los procedimientos de control pueden mejorar enormemente las condiciones de trabajo.